CATÁLOGO

Sultan Mehmed V del Imperio Otomano – 1912

65,00

Figura para montar y pintar
Ref.: 09 – KI
Peso: 250 grs.
Material: White Metal
Numero de Piezas: 18
Reseña Histórica:

Sultán otomano. Nació en Constantinopla el 2 de noviembre de 1844 y murió en la misma ciudad el 3 de julio de 1918. Fue sultán del Imperio otomano entre 1909 y 1918. Su verdadero nombre era Reshid Effendi.

Era hijo del sultán Abdul Mecid I. Fue apresado por su hermano el sultán Abdul Hamid II durante treinta y tres años, ya que éste temía que pudiera arrebatarle el poder. Sucedió a su hermano, tras haber sido depuesto éste, en 1909. Sus contemporáneos lo describían como un hombre afable y educado. Había sido instruido en materias islámicas, en la tradición otomana y en las literaturas turca y persa. Desarrolló un intenso interés en la historia otomana e islámica.

Fue un gobernante títere, ya que su gobierno estuvo controlado por el movimiento de los Jóvenes Turcos. Jóvenes turcos es el sobrenombre de un partido nacionalista y reformista turco de principios del siglo XX, oficialmente conocido como el Comité de Unión y Progreso (CUP), cuyos líderes se rebelaron contra el sultán Abdul Hamid II, quien fue oficialmente depuesto y desterrado en 1909. Gobernaron el Imperio otomano entre mediados de 1908 y el final de la Primera Guerra Mundial, en noviembre de 1918 cuando la ocupación de Constantinopla vio la partición del Imperio otomano.

Durante su gobierno, perpetraron el genocidio armenio y son culpados por promover persecuciones y masacres contra griegos en la Anatolia, fenómenos ocurridos entre 1915 y 1923, período en el que se estima que pereció al menos un millón y medio de armenios. Los Jóvenes Turcos tenían sus orígenes en sociedades secretas de estudiantes universitarios y cadetes militares, subrepticiamente conducidas por la disidencia política después de que la Constitución fuera revocada por el sultán Abdul Hamid II.

El Comité de Unión y Progreso le había elevado al trono tras deponer a su hermano. Su falta de carácter hizo que se convirtiese en una mera figura decorativa. El sultán trató de dar la apariencia de ser un monarca constitucional, pero era pura apariencia. A instancias del Comité de la Unión y el Progreso realizó un viaje de buena voluntad a Tracia y Albania, para apaciguar los movimientos independentistas.

Su reinado estuvo caracterizado por las pérdidas territoriales del Imperio Otomano. Italia ocupó Tripolitania, Cirenaica y el Dodecaneso en 1912, y tras la I Guerra Balcánica (1912-1913), perdió Macedonia, Tracia, Salónica y Creta. En la Primera Guerra Mundial se mostró contrario a que Turquía se alineara con las potencias centrales, decisión que había adoptado el gobierno. Como califa se vio obligado a declarar la Guerra Santa en contra de las potencias occidentales. Sin embargo esta manipulación del sentimiento religioso provocó el rechazo de los árabes quienes vieron una gran oportunidad para iniciar el movimiento que los liberara de los turcos. Murió en el transcurso de la I Guerra Mundial, cuando la mayor parte del territorio otomano estaba en manos de los aliados.
La figura está representada en la visita que el sultán realizaba el primer día del Ramadán a la gran mezquita de Estambul. Viste de civil y monta un caballo bellamente enjaezado.

Categoría:

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Sultan Mehmed V del Imperio Otomano – 1912”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *